CONTRADICCION

Los chicos son una contradicción viviente, tú lo sabes. Dependen desesperadamente de las pulsiones de su cuerpo y aspiran con igual desesperación a las ilusas fantasías que su mente puede imaginar. Son al mismo tiempo mártires y bandidos, prostitutas y santas. Y, lógicamente, no lo pueden soportar. Porque nosotros les hemos enseñado que eso no es normal; que lo bueno es no ser lo uno ni lo otro, si no un término medio, un engranaje que mantenga en funcionamiento una civilización de la que hemos perdido el rumbo.

La Novicia, de Paul May

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s